El Post

25/11/2022 11:02 pm
Especialización en Derecho Penal Universidad Sergio Arboleda

Más de cinco mil habitantes del corregimiento de Guaimaro, en el municipio de Salamina, expresaron su preocupación ante el cierre del único puesto de salud.

De acuerdo con la denuncia, para llegar al centro médico más cercano deben desplazarse dos horas en vehículo; situación que genera incertidumbre en la población.

 El cierre se dio luego que médicos y enfermeros de Guaimaro también fueron despedidos por la Secretaría de Salud municipal de Salamina.

La primera emergencia

Solo habían transcurrido un par de horas a partir del cierre del centro de salud, cuando se registró la primera emergencia con una bebé que requería urgente atención médica pero que al ser llevada al puesto de salud se encontraron con puertas cerradas y rejas bajo llave.

“Necesito urgente atención, mi hija se está muriendo” eran las palabras de la madre que quedaron registradas en video, que al sentir impotencia comenzó a golpear las puertas del centro médico.

Vecinos del corregimiento atendieron la emergencia y le brindaron primeros auxilios a la pequeña que estaría broncoaspirando. Fue acostada en plena calle, tirada al suelo y se le aplicaron los primeros auxilios.

 Protestas

Ante esta situación, integrantes de la Junta de Acción Comunal del corregimiento de Guaimaro denunciaron negligencia y abandono por parte de la Alcaldía de Salamina, teniendo en cuenta que sería la misma Secretaría de Salud del Municipio quien despidió a médicos y enfermeros y ordenó el cierre del centro médico.

“Estamos haciéndole llamado a la Secretaría de Salud del municipio de Salamina porque somos seres humanos y no podemos quedar sin atención médica y mucho menos sin atención a urgencias que son vitales” asegura Carlos Alberto Pacheco, integrantes de la Junta de Acción Comunal y líder del Comité de Salud.

Aseguran que tendrán que recurrir al cierre de las vías del municipio de Salamina para que la Gobernación del Magdalena, la Superintendencia de Salud y la Secretaría de Salud Departamental se apersonen de la crisis que enfrenta el corregimiento.