El Post

28/09/2022 5:59 pm
Especialización en Derecho Penal Universidad Sergio Arboleda

Momentos de tensión se viven en varios sectores de la capital del Magdalena. La protesta que realizaban los motociclistas en rechazo al Decreto 210 expedido por la Alcaldía, terminó en vandalismo, generando pánico entre los ciudadanos que no participan de esta actividad.

La caravana de motociclistas salió desde el sector de La Lucha hasta las afueras de la Alcaldía. Durante el recorrido no hubo inconvenientes; sin embargo, al llegar a este punto, los protestantes se enteraron que un grupo de ciudadanos se reunía con la Alcaldesa, lo que generó el malestar en el gremio.

Muchos de ellos aseguran que las autoridades locales solo buscan a sus “conocidos” para tratar de calmar la situación.

“Siempre es lo mismo, ellos solo buscan a los amigos y esos se hacen pasar por líderes. Aquí la molestia la tenemos todos, no pueden arreglar solo con unos cuantos”, expresaron los motociclistas.

Establecimientos se ‘blindan’

Administradores de supermercados, panaderías, misceláneas, heladerías y papelerías ubicadas en las principales avenidas de la Ciudad, tuvieron que cerrar sus puertas, ante las intimidaciones de un grupo de motociclistas.

Comerciantes aseguraron que sujetos encapuchados llegaron hasta sus locales y les exigieron bajar las esteras, de lo contrario los saquearían.

Destruyeron cámaras y atacaron vehículos

En videos también quedó registrado el momento en que motociclistas destruyen las cámaras de detección electrónica o fotomultas, ubicadas en las principales avenidas de la capital del Magdalena.

Así mismo, atacaron los vidrios de buses y vehículos particulares que se encontraban en las calles.

Como si fuera poco, varios ciudadanos reportaron que durante estos hechos de vandalismo fueron víctimas de hurto de sus celulares, cuando intentaban registrar la situación que se vivía en algunos sectores de la ciudad.

Patrullas de la Policía Metropolitana en estos momentos recorren diferentes puntos de la ciudad para restablecer el orden en la capital del Magdalena y velar por la seguridad de las personas que se desplazarán a sus hogares al finalizar su jornada laboral.