El Post

28/09/2022 5:43 pm
Especialización en Derecho Penal Universidad Sergio Arboleda

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios inició averiguaciones preliminares contra las empresas Interaseo y Aseo Técnico de la Sabana (Atesa), por presuntas fallas en la prestación del servicio público de aseo y en el proceso de cesión de los contratos de condiciones uniformes en Santa Marta.

Este último aspecto se refiere a la cesión del contrato de operación No. 007 de 1993, suscrito entre la Essmar e Interaseo.

De acuerdo con la SuperServicios, la apertura de estas averiguaciones se determinó “luego de una visita de inspección realizada a Interaseo, entre el 9 y el 11 de agosto del presente año, para evaluar las condiciones de prestación del servicio en atención a quejas y denuncias de autoridades y usuarios”.

En esa visita se informó a la Superintendencia que el contrato de operación, y en consecuencia los contratos de condiciones uniformes, habían sido cedidos a Atesa desde el 1 de agosto, hecho en el que, presuntamente, ambas empresas incumplieron requisitos mínimos exigidos en la Ley 142 de 1994, el Decreto Único Reglamentario 1077 de 2015, la regulación expedida por la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico; y resoluciones de la Superintendencia.

Contra Interaseo

En la averiguación preliminar, la superintendencia evalúa si en la cesión, Interaseo dio cumplimiento a   los requerimientos que exigen las normas para asegurar la adecuada prestación del servicio y la protección de los derechos de los usuarios, entre ellos, informarles oportunamente la cesión del contrato para garantizar su derecho a elegir libremente al prestador del servicio, en caso de no estar de acuerdo con el cambio de empresa.

La Superintendencia, además, evaluará el presunto incumplimiento al reporte que debe hacer a la Superservicios sobre la finalización de operaciones de las actividades del servicio público de aseo en el Registro Único de Prestadores de Servicios Públicos (RUPS) para el Distrito de Santa Marta.

La decisión también fue motivada por otros presuntos incumplimientos de Interaseo cuando estaba a cargo de la prestación del servicio, entre ellos: no contar con equipos y mecanismos de suplencia suficientes para atender casos de averías con el fin no afectar la actividad de recolección y transporte de residuos sólidos no aprovechables. También se evalúa la presunta ausencia de equipos de compactación de residuos para la atención de las zonas rurales del distrito, y deficiencias en la formulación y reporte de los planes de emergencia y contingencia.

¿Qué tiene que ver Atesa?

Frente al prestador Atesa, la Superservicios analiza presuntos incumplimientos normativos al asumir la prestación del servicio de aseo a partir del 1 de agosto. Entre ellos:

  • No haber informado a los usuarios las condiciones uniformes con las que iba a ofrecer el servicio, con una antelación mínima de 15 días a la fecha de inicio de la prestación del servicio.
  • Prestar el servicio con operarios, vehículos de recolección y transporte de residuos, vallas informativas y otros elementos propios de la actividad con distintivos, logos o marca de otro prestador, en este caso de Interaseo.
  • No contar con una oficina de atención al cliente.
  • No publicar las rutas de barrido.
  • No contar con un estudio de costos que soporte las tarifas ofrecidas a los usuarios, debidamente aprobada por la entidad tarifaria local.

Este viernes, la superintendencia comunicó a ambas empresas los autos de apertura, e hizo requerimientos de información a los prestadores.

Cabe señalar que la averiguación preliminar es una etapa del proceso administrativo sancionatorio cuyo objetivo es establecer si existen méritos para iniciar una investigación.

La Superservicios analizará la documentación que se reciba y definirá si es procedente abrir investigaciones administrativas. En caso de abrirse investigaciones y de comprobar la violación al régimen de los servicios públicos, la entidad impondrá las sanciones que correspondan, según lo establecido en la Ley 142 de 1994.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.