El Post

La crisis económica mundial generado por las externalidades de la guerra en Ucrania, derivó en un efecto inflacionario en el precio de los insumos. Esto, sumado a la intención de bajar el precio del banano, alteran negativamente la productividad y rentabilidad de esta actividad económica en Colombia.

La amenaza que constituye la baja del precio de la fruta en los mercados internacionales y el incremento en el costo de los agroinsumos, representan un agresivo desafío.

Las consecuencias derivadas de estos factores podrían afectar considerablemente a la industria del tercer producto de exportación nacional, que genera más de 50 mil empleos formales en Colombia.

Conscientes de las dificultades señaladas previamente y que corresponden a la coyuntura política y económica global, Asbama ratifica su compromiso de gestionar e impulsar un trabajo conjunto con el Gobierno Nacional.

“La invitación es a continuar trabajando unidos por el crecimiento del sector bananero e intensificar la defensa del precio de la fruta, una labor que cobra vital importancia considerando las condiciones de mercado actuales”, manifestó José Francisco Zúñiga Cotes, presidente Ejecutivo de la Asociación.