El Post

ganaderos plato

Un total de 4.000 hectáreas, ubicadas en el municipio de Plato (Magdalena), serían el objetivo de presuntos invasores escudados en una organización indígena según informan ganaderos de la región.

Un ganadero de la zona, quien prefirió reservar su identidad, explicó que personas del mismo municipio, y otras de El Difícil, han empezado a ejecutar acciones que hacen temer una invasión.

“Desde hace 20 días, unas personas llegaron a un predio en el municipio de Plato y empezaron a hacer señalizaciones, tipo repartición. El rumor que hay en la zona es que estas personas, procedentes de aquí de Plato y de El Difícil, van a invadir 4.000 hectáreas en un sector del municipio que se llama la Trocha de los Chivos”, explica.

La semana pasada, las acciones se dirigieron en contra tres predios donde además de las demarcaciones y señalizaciones, se amenazaron a las trabajadores. Esta versión fue corroborada por el alcalde del municipio Jaime Peña Peñaranda en diálogo con una emisora regional. “Efectivamente, en Plato empezaron movimientos para invadir una finca de propiedad del señor José Molina, otra de Rafael Saúl Jaraba y otra más de una persona que hace años fue secuestrada y nunca apareció, todos son ganaderos de tradición en la región”, dijo el burgomaestre.

¿Quiénes serían los invasores?

Yefri Molina, administrador de uno de los predios, asegura que vive momentos de incertidumbre y preocupación por cuenta de esta situación.

“Yo administro la finca de mi tío José Molina y otros predios vecinos que acostumbramos a arrendar para el pastoreo o la siembra. En todos han dejado señales con aerosol y hostigado a los trabajadores. No entendemos por qué dicen que estos predios son baldíos, porque mi familia los ha tenido desde hace más de 80 años”, explicó.

De acuerdo con las primeras averiguaciones hechas por la Alcaldía, se estableció que las ocupaciones ilegales estarían siendo promovidas por una organización indígena desconocida en la zona, pues no se tiene referencia de ella en el pasado. “Serían 400 personas las que estarían perpetrando el despojo, la mitad de ellas cobijadas por organizaciones, al parecer, de indígenas que no pertenecen al departamento del Magdalena”, denunció Jaime Peña Peñaranda, alcalde local.

Esta denuncia se suma, de acuerdo con Fedegan, a las hechas en municipios del Cesar, La Guajira, Córdoba, Santander, Risaralda, Valle, Huila, Córdoba y Atlántico.