El Post

Más de 500 familias resultaron damnificadas por el desbordamiento del caño El Riito, cauce que atraviesa el casco urbano del municipio de Fundación.

Así lo dio a conocer el grupo de profesionales enviados por la Gobernación del Magdalena luego una inspección en el territorio, con el objetivo de ayudar a los más afectados.

En conjunto entre Gestión del Riesgo y el Cuerpo de Bomberos del municipio establecen la hoja de ruta a seguir.

La Gobernación indicó que la población podría ser declarada en calamidad pública como para prevenir y desde ya poder actuar ante los fenómenos naturales que se registran por la segunda temporada de lluvia que golpea al Magdalena.

Así mismo, las autoridades verifican si es necesario proceder con el banco de maquinaria amarilla con la intención de evacuar la cantidad de arena y lodo que trae el incremento de agua por las fuertes precipitaciones.