El Post

El Departamento Administrativo de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, en compañía de uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta, suspendieron las actividades en una construcción en el sector de El Rodadero.

Funcionarios del Dadsa aplicaron la medida preventiva por el incumplimiento a las obligaciones establecidas en las medidas de manejo ambiental.

Así mismo, la autoridad ambiental aseguraró que los encargados de la obra no contaban con autorización para el manejo, trasporte y disposición final de Residuos de Construcción y Demolición.