El Post

29/06/2022 3:49 am
cárcel de Combita

Un grupo de comerciantes samarios denunciaron haber recibido llamadas extorsivas, exigiéndoles munición militar, uniformes y dinero, a cambio de no ser declarados objetivo militar.

El comandante del Gaula de la Policía del Magdalena, capitán Jonathan Espitia aseguró que, mediante una serie de investigaciones, se pudo confirmar que las llamadas eran realizadas desde la cárcel de Combita, en Boyacá.

Asimismo se conoció que los extorsionistas tomaban los datos abiertos y actualizados de la Cámara de Comercio para, posterior a un estudio, seleccionar a sus victimas y establecer contacto con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.