El Post

Después de un año y un mes de haber sido hallada en cercanías a la cabecera municipal de Amalfi (Antioquia), al fin fue identificada la especie de la ‘gata salvaje’ albina que andaba por esos montes, al borde de la muerte.

La evaluación que le hicieron miembros de Corantioquia y expertos de la Universidad CES al encontrarla, concluyó que el animal era una hembra infantil de “440 gramos, ojos rojos y pelaje blanco, extremadamente inusual. Se encontraba letárgica y con baja condición corporal”.

De acuerdo a ese dictamen, y de haberse demorado unos cuantos días más, este animal habría muerto. Esto se debe a que los especímenes albinos no alcanzan a sobrevivir más allá de la infancia al ser muy frágiles ante muchas enfermedades.

Para la Navidad de 2021, la espécimen fue entregada al Parque de la Conservación. Desde entonces, ha estado allí en un hábitat construido especialmente para ella. Hoy, ya alcanzó la madurez. Pesa 12.8 kilogramos. Come 700 gramos diarios de carnes rojas y de pollo y, agrega la información revelada por el Parque, se ha detectado que “la felina carece por completo de la visión, pero ha desarrollado bien los sentidos del olfato y el oído”.

La identificación de la especie

Tras estudios genéticos que duraron meses siendo realizados por el Laboratorio de Genética Animal de la Universidad de Antioquia y el Laboratorio de Identificación Genética Forense de Especies Animales de la Dijin, se llegó a la conclusión que la felina pertenece a la especie Leopardus pardalis, conocida como ocelote. Esta especie es la tercera más grande de Colombia, después del jaguar y del puma.

La identificación se hizo a partir de la secuenciación de los genes Citocromo Oxidasa y de su comparación con bases de datos internacionales.

Sobre el albinismo, esta mutación es común entre humanos y ratones de laboratorio, no así entre felinos. En estas especies se da en poblaciones con altos niveles de consanguinidad.

Con toda esta información, se logró establecer también que este caso es único en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *