El Post

Con más de 549 millones de pesos de inversión, la Gobernación del Magdalena tiene proyectada la siembra de 47 mil 500 árboles nativos en los municipios de Fundación y Aracataca.

La intención es recuperar 54 hectáreas de zona boscosa estratégica con la siembra de especímenes como carito, campano, solera y ceiba. De acuerdo con la administración, este proyecto “aumentará la cobertura vegetal para fortalecer la prestación de bienes y servicios ambientales”.

Además de la siembra, el proyecto contempla jornadas de capacitación a la población en temas como siembra y restauración de ecosistemas, con miras a garantizar la conservación de la vegetación y promover prácticas de uso sostenible de los recursos naturales.

Son $549.616.074 que beneficiarán a más de 28.000 magdalenenses. La duración del proyecto está estimada en 22 meses y su inicio se prevé para el último trimestre de este año.